viernes, 4 de noviembre de 2011

El camino que está aquí al lado.

 Cuando un niño nace, lo único que consigue ver  son imágenes borrosas. Médicos, enfermeros.... solo busca el seno de su mamá.
 Primero, aprende a andar y a hablar. Ahora ya sabe sonreís y decir "mamá, hazme mimitos"
 Luego, empieza en la escuela. En seguida hace amiguitos y ya tiene con quien jugar.
 A continuación, aprende a leer y escribir y ya puede abrir su pequeñito mundo.
 Despues descubre los enfados, las reconciliaciones y ya ha pensado "mira que guapo es Jorgito"
 Llega a tener 14 añitos, cree que se ha enamorado por primera vez e investiga sobre la amistad.
 Un tiempecito pasado, ya es mayor de edad. Puede viajar, ver el mundo y se siente maduro.
 Se enamora, sufre desamores, forma una familia, envejece....



Por muy bonito que parezca: lo emocionante está en que nadie seguirá un camino exacto. Espera a conocer a quienes se crucen en el tuyo. Maite zaitut.

1 comentario:

Ignorancia

Alguien dijo: No es el más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.