sábado, 29 de octubre de 2011

Todo con un poquito de imaginación.

Un día, una ciega me pregunto:
¿que color tiene hoy el cielo?
Miré al cielo y entonces me dí cuanta de muchas cosas.

Desde entonces, mi cielo es del color que yo quiero, yo le doy color, el que yo quiera: verde, rosa, naranja, azul, rojo, morado...
Color de aire fresco, color de un día libre sin problemas, color que cura las heridas, ese es el color de mi cielo.

2 comentarios:

  1. nosotros decidimos como queremos que sea nuestro cielo, y lo más importante, nuestro mundo y nuestra vida.
    Sigue escribiendo así! =)
    Un besiiito!

    ResponderEliminar

Ignorancia

Alguien dijo: No es el más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.