domingo, 10 de junio de 2012

Tu boca me provoca.

Y si no me hablas tú pues no te voy a hablar yo.
Y asi, los dos calladitos,
nos inflamos a besos de otras bocas.
Que aunque tú sigas volviendome loca
es más sabio aceptar que ahora estarás con otra.
Guardame un secreto;
eres mi mayor deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ignorancia

Alguien dijo: No es el más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.